Postura del Camello

El yoga ha sido extensamente recomendado como ejercicio anaeróbico gracias a sus excelentes beneficios para la salud. Usando diferentes asanas o posiciones lograrás ejercitar cada parte del cuerpo, una de estas es la postura del camello. Ésta ayuda a tonificar la masa muscular, flexibilizar ligamentos y articulaciones, relajar, oxigenar y mejorar la concentración.

Técnicas de ejecución de la postura del camello

La postura del camello es una posición backend, es decir una pose donde el cuerpo se flexiona hacia atrás.

  1. Empieza desde una posición de rodillas sobre la esterilla con los empeines contra el suelo y el torso erguido. Las rodillas y los pies deben estar separados al ancho de las caderas para mantener mejor el equilibrio.
  2. Estira la espalda hacia atrás lentamente, apoyando y presionando con las piernas y hacia el suelo.
  3. Coloca las manos en la parte baja de la espalda con los dedos hacia abajo, empujando la cadera adelante.
  4. Mientras inhalas, levanta los hombros y llévalos hacia atrás inclinando el cuerpo poco a poco.
  5. Después de flexionar la espalda todo lo posible, el siguiente paso es intentar tocar los talones con las manos. Es importante estirar también el cuello y mirar hacia arriba mientras empujas la cadera hacia adelante.
  6. Por último, apoya las manos en los talones y permanece en la posición por al menos 15 segundos.
  7. Para volver a la posición inicial, levanta las manos y flexiona los abdominales hasta enderezar el torso.

Músculos implicados

Con este ejercicio anaeróbico se ven implicados todos los músculos de la espalda los cuales se flexibilizan y fortalecen. También, se tonifican los músculos de las piernas y los abdominales al mantener el esfuerzo físico durante la pose. En especial, la masa muscular de los glúteos y los cuádriceps se beneficia por la posición. Además, el pecho se abre, se fortifican los hombros y el cuello, lo cual es ideal para corregir la compostura.

Errores frecuentes ¡Esto es lo que NO debes hacer!

  1. No intentes ejecutar la postura del camello sin haber realizado un calentamiento previo, es peligroso, puede lesionar la columna.
  2. Evita forzar la pose si no tienes aún la suficiente flexibilidad para tocar los pies con las manos.
  3. Se pueden ejecutar posiciones parecidas que requieran menos esfuerzo físico hasta llegar a la postura del camello.

Recomendaciones: Consejos para ejecutar bien la postura del camello

  • Es beneficioso, antes y después de ejecutar la postura del camello, realizar la posición del niño por varios segundos. De esta manera se relajarán los músculos de la espalda y se facilitarán los movimientos.
  • En caso de no tener suficiente flexibilidad para tocar los talones puedes usar bloques de yoga como apoyo. Se colocan detrás de la espalda para apoyar las manos y practicar la pose hasta alcanzar la flexibilidad necesaria.
  • Como en todo ejercicio anaeróbico y posición de yoga es muy importante controlar la respiración.
  • No es necesario realizar demasiadas repeticiones, mejor es extender el tiempo de la pose para mayor esfuerzo físico y fortalecimiento de la masa muscular.

Deja una Respuesta