Elevaciones laterales con tronco inclinado hacia delante o pájaros

Las elevaciones laterales con tronco inclinado o pájaro son un ejercicio perfecto para desarrollar la espalda, sobre todo porque acentúa el conjunto de los deltoides posteriores, mismos que resultan ideales para marcar con fuerza los omoplatos, así como los romboides, el redondo menor  y el infraespinoso.

Suele ser un ejercicio ideal para gente que hace prácticas de natación o remo. Igualmente, para personas que efectúan actividades físicas como por ejemplo escalar o hacer barras en las cuales se eleva todo el peso del cuerpo con la fuerza propia.

Asimismo, es muy usado por físico-culturistas para mejorar su aspecto y la forma de “V” que tanto agrada en los concursos de esta disciplina destinada al desarrollo corporal.

Tips para efectuar este ejercicio

La manera adecuada de efectuar las elevaciones laterales de brazos con mancuernas implica la realización de una técnica muy particular cuyos pases se describen a continuación:

  • Primero, colocarse parado con los pies separados al mismo ancho de los hombros, con las rodillas ligeramente flexionadas.
  • Segundo, tomar las mancuernas con semipronación (mirándose las palmas entre sí).
  • Acto seguido, corresponde inclinar el cuerpo hacia adelante manteniendo la espalada completamente recta.
  • Posición inicial: con los brazos colgando  con los codos ligeramente flexionados.
  • Tomar una gran bocanada de aire y elevar los brazos de manera lateral, hasta que queden completamente paralelos al suelo, como imitando la pose de un pájaro en pleno vuelo.
  • Mantener durante al menos un segundo esa posición, para luego volver a bajar los brazos lentamente.

La anterior manera es la forma correcta de ejecutar las elevaciones laterales con tronco inclinado o pájaro, pues si por ejemplo se bajan las mancuernas demasiado rápido las mismas no logran el efecto de concatenar masa muscular.

Errores y fallos frecuentes

Elevaciones laterales con tronco inclinado hacia delante o pájaros

Son varias las equivocaciones que la gente comete realizando este ejercicio, mismas que ocasionan que no se alcance el tono muscular anhelado. Por ello, hay que estar atento a no ejecutar los siguientes errores:

  • Movilizar el tronco y cuello, pues de esa manera involucramos otros músculos distintos a los de la espalda.
  • Mantener los codos demasiado rectos, exponiéndose a lesiones.
  • Dejar caer las mancuernas, perdiendo así parte del esfuerzo necesario en esta rutina muscular.

Al estar atento a no cometer los deslices antes descritos, garantizas que las elevaciones laterales con tronco inclinado o pájaro sean adecuadas y te dejen como resultado una fortaleza física envidiable.

Toma la iniciativa

Para realizar este ejercicio no necesitas más aparatos que un par de mancuernas. Por ello, no dudes en poner manos a la obra y empezar a realizarlo para que así puedas tener la espalda que tanto deseas. Además, con este ejercicio lograrás desarrollar un cuerpo atlético y tendrás resistencia física para otros ejercicios con pesas.

Un dato interesante es que debes respirar adecuadamente.  La posición y demanda física de las elevaciones laterales con tronco inclinado o pájaro implica un desarrollo de los pulmones, por ello es relevante que te esfuerces en respirar con energía a la hora de realizarlas.

Deja un comentario