Aeróbico Vs Anaeróbico

Si haces deporte de forma regular y te entrenas para batir tus marcas, probablemente ya conocerás los términos aeróbico y anaeróbico. Aún así siempre es difícil explicar esta clasificación de ejercicios a alguien que no tenga claro su significado.

Si quieres conocer exactamente qué es cada término y sobre todo si quieres subir el siguiente escalón en tu rendimiento físico, debes tener muy claro la diferencia entre los dos tipos y sobre todo cómo aplicarlos para diseñar tu planning en función de tus objetivos.

Diferencia entre ejercicio Aeróbico y Anaeróbico

En primer lugar, cuando te planteas seguir un plan de entrenamientos tienes que fijarte un objetivo claro: disminuir la fatiga, aumentar el rendimiento, llegar más lejos, llegar más rápido, perder peso, mejorar el bienestar, batir marcas, … Una vez que tengas claro donde quieres llegar, tienes que tener claro qué es lo más fácil y óptimo para conseguirlo.

Ahí es donde entra la diferencia entre aeróbico y anaeróbico. Para aclarar los términos sería más fácil empezar por explicar que realmente no son dos tipos de entrenamiento si no dos estados de tu sistema cardiorespiratorio donde el metabolismo tiene mucho que decir.

¿Diferentes estados metabólicos?

Vamos a tratar de explicarlo de forma sencilla sin entrar en detalles científicos ni técnicos:
Aeróbico Vs Anaeróbico

  • Se dice que un ejercicio físico es aeróbico cuando el intercambio de energía proviene de la quema de grasa. Dicho de forma más simple, cuando realizas un ejercicio de baja-media intensidad que te permite mantener cómodamente la respiración y que puedes prolongarlo durante un largo periodo. En este estado tu cuerpo demanda una cantidad moderada de oxígeno y la energía de una fuente básica: la grasa.
  • Se dice que un ejercicio físico es anaeróbico cuando el intercambio de energía proviene de la glucolisis o quema de azúcares (hidratos de carbono). Para que todos lo entendamos, cuando realizas un ejercicio físico de alta intensidad y breve periodo de tiempo en el que te cuesta mantener la respiración y los síntomas de fatiga aparecen inmediatamente. En este estado, tu cuerpo necesita mucha más energía y utiliza una fuente más accesible y más rentable que la grasa, el glocógeno

Conclusiones: Aeróbico o Anaeróbico

Una vez que tengas conciencia de cuales son los procesos de obtención de energía de tu cuerpo te será más fácil entrenar para conseguir tu objetivo. De tal forma que si por ejemplo tu objetivo es bajar de peso y perder porcentaje de grasa corporal, debes hacer sobre todo sesiones de entremamiento aeróbico, en definitiva de cardio a baja intensidad durante mucho tiempo (andar, nadar, ciclismo de paseo, trotar…)

Pero si tu objetivo es aumentar tu capacidad pulmonar, aumentar el volumen muscular, la fuerza, la resistencia y mejorar tu rendimiento durante esfuerzos grandes, debes seguir entrenamientos con una gran carga de ejercicios anaeróbicos.

Hay que destacar que cualquier deporte puede ser aeróbico o anaeróbico en función de la intensidad a la que se practique y que en la mayoría se combina esfuerzo aeróbicos y anaeróbicos.

Ejercicios Aerobico y Anaerobico

A continuación os dejamos una tabla explicativa que seguro que os resulta útil.

Tipo de ejercicio

Aeróbico

Anaeróbico

Fuente de energía principal

Grasas (almacenadas)

Hidratos de Carbono (alimentación del día)

Intensidad de esfuerzo

Baja-media

Moderada-Alta

Duración del esfuerzo

Prolongado

Corto

Principales beneficios

Pérdida de peso, reducción de grasa corporal, mejora de la función cardiovascular,  baja los niveles de colesterol total en la sangre, mejora de la capacidad pulmonar, la circulación en general y el aprovechamiento del oxígeno

Desarrolla masa muscular y fortalece los músculos, mejora la capacidad para combatir la fatiga, hace trabajar al corazón y al sistema circulatorio e incrementa la cantidad de oxígeno que se puede consumir durante el ejercicio y, por lo tanto, mejora el estado cardiorrespiratorio.

Ejemplos de deportes

Ciclismo de paseo, andar, nadar, pasear, trekking, spinning, ejercicios de baja intensidad y prolongados

Atletismo de velocidad, Fitness y levantamiento de pesas,  ciclismo de montaña y de alta intensidad, triatlón, running intenso, escalda, fútbol , baloncesto, …

El ejercicio exclusivamente aeróbico se ha acabado

La realización de ejercicios es de suma importancia para que se puedan obtener muy buenos resultados en la buena forma del cuerpo y su salud integral; pero no solo deben realizarse ejercicios aeróbicos, los cuales realizamos con mucha frecuencia, y en cambio es necesario que realicemos ejercicios anaeróbicos en vista de que los mismo también resultan beneficiosos para nuestra salud integral.

Aeróbico versus anaeróbico

Puede que se tome el ejercicio aeróbico como el más frecuente o convencional, pero también nos encontramos con el ejercicio anaeróbico que es igualmente efectivo pero que se suele aplicar con menor frecuencia; pero es importante saber que ambos son sumamente necesarios para que se ejerciten ciertas partes del cuerpo y se pueda tener una salud integral de todo el organismo.

Sistema de energía glucolítico

El sistema glucolítico se encarga de descomponer los hidratos de carbono para que se produzca el ATP, por lo que se realizan reacciones químicas; aunque la lenta obtención de ATP se relaciona con muchos esfuerzos intensos, de lo que dependerá una glucólisis lenta o rápida, siendo aeróbica o anaeróbica.

La glucólisis anaeróbica se convierte en lactato gracias a que aporta energía, por lo que una alta intensidad necesita energía para producir piruvato, lo que proporciona oxidación a la mitocondria. Mientras que en la aeróbica el piruvato se transporta a la mitocondria para poder producir energía a través del sistema oxidativo. Aunque, lo que determinará si es aeróbica o anaeróbica será la intensidad del ejercicio que se esté realizando.

Conclusiones

El ejercicio será el responsable del buen funcionamiento de las células y entidades de nuestro cuerpo, por lo que es necesaria la producción de energía para que se puedan realizar los procesos fisiológicos de manera correcta y se logre mantener un metabolismo saludable. Sin embargo, es necesario saber que los esfuerzos explosivos duran menos de 6 segundos, los de alta intensidad van de 6 segundos a un minuto y los esfuerzos de fondo intensivo duran más del minuto; provocando cada uno diferentes reacciones o desencadenando procesos como fosfágenos, glucolítica y fosfoliración oxidativa.

>