Vigorexia, una patología asociada a la autoestima
vigorexia

Vigorexia, una patología asociada a la autoestima

La vigorexia, también conocida como dismorfia muscular, se trata de una de las alteraciones corporales más conocidas y que suele manifestarse en pacientes que tienen una grave preocupación por cómo se observa su cuerpo.

En pocas palabras, las personas que sufren de esta afección crean una gran dependencia al ejercicio de aumento de masa muscular, pero también es común que se relacionen estrechamente con dietas estrictas, y el consumo de suplementos sin control sanitario que pueden ocasionar enfermedades.

Definición de vigorexia

La vigorexia es un trastorno alimentario y de la imagen corporal típicamente caracterizado por una obsesión desmedida con la musculatura y la forma física.

La persona con vigorexia se obsesiona con aumentar su masa muscular y su fuerza, pudiendo llegar a seguir una dieta y un plan de entrenamiento extenuantes, incluso a expensas de su salud. También pueden sentir insatisfacción con su cuerpo y una baja autoestima, y pueden recurrir a sustancias dopantes y otros medios peligrosos para lograr su objetivo.

Vigorexia y sus principales síntomas

Al tratarse de una enfermedad que afecta directamente la condición física del cuerpo, los síntomas se manifiestan principalmente a nivel externo, aunque también pueden ocasionar condiciones psicológicas de relevancia.

Entre los principales síntomas, los siguientes son los más destacados:

  • Necesidad compulsiva por mantenerse ejercitándose.
  • Dejar de lado otras actividades para realizar deporte constantemente, todo con el fin de aumentar músculo.
  • Dedicación excesiva al entrenamiento y al cuidado del cuerpo
  • Sentirse insatisfecho con el cuerpo a pesar de haber alcanzado metas físicas
  • Negarse a descansar o tomar un día libre del entrenamiento
  • Eliminar ciertos alimentos o grupos de alimentos de la dieta
  • Negarse a participar en actividades sociales o familiares debido a preocupaciones sobre el cuerpo
  • Se genera distorsión de imagen corporal. Las personas con vigorexia pueden desarrollar músculo, pero siempre suelen verse delgados o muy débiles.
  • Tienen pensamientos excesivos y negativos sobre cómo se vería su cuerpo si se ejercitaran aún más.
  • Inflexibilidad en cuanto a la dieta y el entrenamiento
  • Falta de autoestima
  • Obsesión con la comida y el peso
  • Estrés, ansiedad y depresión
  • Negarse a aceptar críticas o comentarios negativos sobre su cuerpo

Ten en cuenta que la vigorexia no es sencilla de diagnosticar únicamente por leer este articulo; es importante buscar ayuda de un profesional si sientes que estas preocupaciones están afectando a tu calidad de vida.

Principales causas que se asocian con la Vigorexia

Desde que los medios de comunicación, opciones publicitarias y certámenes de belleza se convirtieron en un icono de gran relevancia, la vigorexia comenzó a ser un trastorno más común ya que, muchas personas buscan tener el mismo cuerpo atlético y musculoso que se observan en vallas publicitarias.

La vigorexia puede afectar principalmente a los hombres, motivo por lo que desde los años 70 a 90 la insatisfacción física se elevó más de un 15%.

Al buscar una de las principales causas de esta afección, la presión social se ha convertido en el detonante fundamental del problema, pero también es importante que se destaque que no solamente se asocia con la presión social el aumento de dismorfia muscular.

El paradigma de la belleza representa más que solamente músculo en el caso masculino, pero se trata de una controversia de gran complejidad poder tratar todos los trastornos dismórficos que se asocian con la autoestima, la timidez y los rasgos perfeccionistas.

Relación de la vigorexia y el culturismo

La vigorexia es una afección que más allá de crear controversia entre lo físico y lo psicológico, ya que en general, se trata de una estrecha relación entre ambos aspectos que hacen que las personas se sientan insuficientes, débiles o pequeños frente a un espejo.

En sí, la vigorexia no se desarrolla por la práctica de deporte, sino que es un problema que tiene como raíz principal la psique de cada usuario, es por este motivo que los profesionales en fisioculturismo mantienen el centro de su vida y foco en no sobrepasar límites, algo que les ayuda a mantener su salud mental.

Por este mismo motivo, de acuerdo con algunos estudios se considera que la vigorexia y el culturismo no tienen relación.

Las personas que tienen una baja autoestima, generan poca aceptación de sí mismos, se sienten insuficientes, suelen buscar la aceptación externa, siendo el caso de mejorar físicamente.

No obstante, cuando una persona ya se encuentra hipertrofiada y quiere continuar creciendo constantemente, no tiene por qué relacionarse directamente con vigorexia, sino con avance o crecimiento personal.

Vigorexia en la adolescencia

A pesar de que la Vigorexia es una enfermedad que afecta principalmente a hombres, es común que desde los 15 años los primeros síntomas se manifiesten.

La etapa de la adolescencia es donde una mayor transición se produce en el cuerpo, por ello se empiezan a apreciar todas las bases relacionadas con la familia. Aunque se intente pretender que no se quiere, muchos jóvenes buscan ídolos que desean imitar.

Debido a que la vigorexia es un tipo de trastorno que no se relaciona con las conductas alimentarias, si se liga a otros que tienen un poco más de relación, como lo es la bulimia las coincidencias se relacionan porque se produce una distorsión en la anatomía del cuerpo, generando impactos negativos.

Obsesionarse demasiado por ejercitarse, tener una mejor figura y pasar demasiado tiempo en el gimnasio. Muchas veces la obsesión por ejercitarse y tener una mejor figura puede llegar a generar aislamiento en las personas.

Cuidar de la salud del cuerpo consiste en ejercitarse y alimentarse de forma balanceada, se debe tener proporciones que aporten beneficios adecuadamente, sobre todo en el caso de adolescentes que buscan tener aprobación estética de manera constante.

Si bien es cierto que los gimnasios, mensajes publicitarios y mucho más relacionan el cuerpo atlético con intereses personales, puede llegar a ser uno de los puntos principales por lo que aparecen enfermedades como la vigorexia.

Prevención en la adolescencia

Al tener consecuencias que son de gran importancia, se debe prestar atención constantemente a los hijos. Desde el primer momento que se detecta cualquier tipo de trastorno, se debe buscar ayuda con cualquier profesional capacitado, el cual permita evaluar la situación.

Los profesionales capacitados tienen la habilidad de controlar el inicio de estos trastornos, ayudando a que los menores se recuperen de la obsesión, logrando evitar que haya una aceleración de forma precoz de la vigorexia.

Cuando las atenciones clínicas se dan correctamente y a tiempo, se previene que existan recaídas en cuanto al peso de la persona afectada. Es por este motivo que los familiares también deben adoptar una actitud que ayude a incrementar la autoestima de la persona que sufre de la dismorfia.

Recomendaciones para superar la vigorexia

  1. Busca ayuda profesional. Es importante trabajar con un terapeuta o psiquiatra especializado en trastornos de la alimentación y del ejercicio físico para obtener un diagnóstico preciso y tratamiento adecuado.
  2. Aceptar y amar tu cuerpo. Necesitas aprender a aceptar y amar tu cuerpo tal como es, independientemente de su forma o tamaño.
  3. Establecer metas saludables. En lugar de enfocarse en la apariencia física, es importante establecer metas saludables relacionadas con el ejercicio y la alimentación.
  4. Desarrollar una relación saludable con el ejercicio. El ejercicio debe ser una forma de cuidado personal, no una obsesión. Es importante encontrar una actividad que disfrutes y que te ayude a sentirte bien contigo mismo.
  5. Buscar apoyo en amigos y familiares. El entorno influye, por eso rodéate de personas que te apoyen y te ayuden a mantener una perspectiva saludable. Buscar apoyo en amigos y familiares que te quieren y te respetan puede ser muy útil.

Conclusión

El tratamiento para la vigorexia se relaciona estrechamente con el aumento de la autoestima de los individuos, es por ello que se debe mejorar las relaciones sociales y crear vínculos positivos que impactan de manera positiva en los usuarios.

Equilibrar el estado de ánimo y vencer las obsesiones es el primer paso para superar la vigorexia, aunque siempre que sea necesario incluir la ayuda de profesionales capacitados debe hacerse, debido a que, de no actuar de la manera correcta, se pueden manifestar cambios que serán permanentes.

Lo mejor es combatir el perfeccionismo, aceptarse tal y como siempre se ha sido, pero intentando mejorar de manera progresiva para evitar impactos negativos en la salud psicológica y física.

NUESTRA NEWSLETTER TIENE PREMIO

🔥Publicaciones Premium + Contenidos Exclusivos

🎁GUÍA CRONOSFITLOSOFIA DE ENTRENAMIENTO ¡GRATIS!

❌Nunca te enviaremos SPAM

Ejercicio para Embarazadas durante el Segundo Trimestre
Muy bien, ya hablamos de los ejercicios durante el primer trimestre del embarazo. Entonces hoy te informaremos sobre los ejercicios para embarazadas durante el segundo trimestre que ...
Leer Más →
Elevaciones Frontales con mancuerna
Las elevaciones frontales con mancuerna son uno de los ejercicios más recomendados cuando se quieren fortalecer una parte específica de los hombros. Los hombros se ...
Leer Más →
Deltoides Posterior
Efectuar un entrenamiento de deltoides posterior en máquina específica implica desarrollar buena parte de la musculatura de la espalda. Se trata de un tipo de ...
Leer Más →
Como usar las correas en halterofilia
Las correas de levantamiento pueden parecer una herramienta de ejercicios para personas débiles, y ciertamente el no utilizarlas puede generar la aplicación de más fuerza ...
Leer Más →
Press Mancuernas Banco Inclinado
El press con mancuernas en banco inclinado es un ejercicio muy conocido por las personas que hacen ejercicios en los gimnasios, este trabaja los músculos de la ...
Leer Más →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde CronosFit

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Scroll al inicio