Osteocondritis disecante de rodilla en corredores

La osteocondritis es un trastorno de la osificación, vascularización y maduración que afecta tanto al hueso como al cartílago de la rodilla, en el caso que nos acontece, la osteocondritis disecante de rodilla, que puede aparecer en algunos corredores secundario al impacto repetido que supone la carrera, provocaría un daño sobre el cartílago que recubre el hueso, pudiendo incluso llegar a separar algún fragmento óseo.

 Síntomas y consecuencias

Una osteocondritis puede ser el desencadenante de una artrosis de rodilla, por lo que dolor, inflamación de la articulación y maniobras exploratorias que no concuerden con lesiones de ligamentos cruzados o meniscos, siendo estas, los bostezos en valgo o varo o los cajones anterior y posterior respectivamente, debería hacernos pensar en una posible osteocondritis de rodilla.

En etapas más avanzadas el dolor pasa de ser difuso a localizarse en la cara interna o externa de la articulación y en algunos momentos podríamos tener incluso la sensación de bloqueo o “trabamiento”.

 Diagnostico

Un medico especialista, conociendo los antecedentes y con maniobras exploratorias, podría intuir la lesión, aunque principalmente el diagnostico es mediante radiografía de rodilla, aunque seria necesaria una resonancia magnética para determinar la etapa de la enfermedad.

 Grados de la enfermedad

Grado I: inflamación del cartílago

Grado II y III: fisura del cartílago, dependiendo del área afectada hablaremos de un grado más o menos afectado

Grado IV: rotura del cartílago que deja superficie del hueso sin protección, siendo el dolor intenso y la limitación funcional grande.

Osteocondritis disecante de rodilla en corredores 1

 Tratamiento

Etapas iniciales: bastará con medidas de descarga, muletas o similar, durante 4-12 semanas

Todos estos estadios iniciales se beneficiarán de:

  • Ejercicios para fortalecer la musculatura de extremidades inferiores
  • Perdida de peso si fuera necesario
  • Plantillas que amortigüen la pisada y la corrijan
  • Cambio en la actividad física

En algunos casos recurrir a antiinflamatorios-antirreumáticos que estimulan la secreción de ácido hialuronico pueden mejorar la clínica del paciente.

Estadios graves: existe una amplia gama de tratamientos quirúrgicos que han evolucionado en los últimos años, consistentes todos ellos en recomponer las zonas de hueso y cartílago afectados.

 

Antes de iniciar cualquier tratamiento consulta a tu medico

Sin duda una lesión de tener en cuenta que puede condicionar el tipo de deporte que realicemos.

4 Comments

  1. Francisco Rodríguez 09/06/2014
    • C. F. Galache 09/06/2014
  2. Francisco Rodríguez 09/06/2014
  3. Fran Cruz 19/06/2014

Deja un comentario