Dime que pie tienes y te diré donde te lesionarás al correr

El tipo de pie que tenemos va a condicionar nuestra pisada y a consecuencia de ello, todo. Por todo me refiero a la forma en que se distribuyen las cargas en nuestras rodillas y caderas, por lo tanto sobrecargas y lesiones, que practicando otros deportes menos lesivos, ni nos habíamos percatado, pueden aparecer al comenzar a correr habitualmente.

 

A grandes rasgos nuestra pisada viene condicionada por 3 tipos de pies principalmente: normal, plano y cavo.

Dime que pie tienes y te diré donde te lesionarás al correr 2

Aunque normales hay pocos y lo más común es que seamos una combinación de varios de ellos o tengamos también algo de pie, valgo, equino, zambo o talo.

Dime que pie tienes y te diré donde te lesionarás al correr 1

Para conocer nuestra pisada lo mejor es acudir a alguna ortopedia que ofrezca este servicio, ya que cualquier defecto sabrá solucionárnoslo con unas plantillas, el precio gira en torno a los 100 euros y un corredor habitual necesitará más o menos un par de plantillas al año con una revisión a los 6 meses.

A veces si os asesoran bien a la hora de comprar las zapatillas de correr podéis ahorraros el tema de las plantillas, otros os darán consejos caseros para saber vuestro tipo de pisada, como poner el pie húmedo sobre una superficie lisa o ver la suela de tus viejas zapatillas a ver por donde las gastas; pero a la larga, si vuestras molestias al correr son a causa de una mala pisada agradeceréis haber estudiado la pisada en una ortopedia, la plantilla es una inversión que os ahorráis en antiinflamatorios, vendajes y visitas al fisio.

 Las lesiones según el tipo de pies

La pronación es un movimiento natural de amortiguación de las extremidades inferiores cuando estamos en carrera, incluso un pie supinador podría realizar esta amortiguación, aunque de manera menos efectiva, el problema viene cuando estos movimientos son exagerados.

Dime que pie tienes y te diré donde te lesionarás al correr 3

Pie pronador

Una excesiva pronación hace que la tibia realice una excesiva rotación interna, lo que repercute principalmente en la rodilla, también pueden existir problemas como: el síndrome del tibial medio, tendinitis aquilea o síndrome del tibial posterior. Esta alteración de la marcha de manera mantenida podría llegar a repercutir sobre la articulación de la cadera.

 

Pie supinador

Por otro lado el pie supinador estaría relacionado con fascitis plantar, síndrome de la banda iliotibial y también con tendinitis aquilea.

 

Pie cavo

Puede repercutir en dolores meniscales, en la cadera o en aumento de tensión sobre los ligamentos de la planta. La forma del pie hace que sean típicas las dolencias en la base de los metas o metatarsalgias.

Debemos recordar que:

  • Todos los tipos de pies tienen posibilidad de tratamiento con plantillas
  • La mayoría de nosotros seremos una combinación de varios de ellos

 

Nunca mejor dicho, tenemos que cuidar nuestra zancada desde la base.

 

PD: el titulo de la entrada es un poco exagerado, pero la finalidad es que tengáis en mente que alguna de las dolencias o sobrecargas que os aparecen al correr, puedan estar relacionadas con vuestra pisada. Un saludo

  • Claudia dice:

    Después de varias zapatillas y plantillas, me dijeron que soy pronadora. Hace un año me lesioné el tobillo izquierdo. Me diagnosticaron tendinitis retroaquílea e inflamación de bursitis. Paré varios meses de correr y mucha kinesio e infiltración y cuando parecía que todo estaba bien comencé con pocos K. Regresó la corrida y otra vez el dolor. Se revierte alguna vez esto o tendré que dejar de correr???? Eso me daría mucha pena ya que amo el running.Hay algunos ejercicios para mejorar o reforzar esta zona??? Gracias!!!

    • Hola Claudia, por desgracia la tendinitis es la patología más frecuente y recurrente en medicina deportiva, lo que no quiere decir que sea imposible de superar, pero lleva tiempo. En tu caso el hecho de bursitis+tendinitis, quiere decir que el tendón esta inflamado y también la “almohadilla” que lo separa del hueso, por eso puede darse la circunstancia de que el ejercicio provoque el roce sobre una bursa aún inflamada y que reaparezca el dolor.
      La recuperación va a ser lenta, puedes llegar al año sin correr, tienes que ir poco a poco, sino la inflamación reaparecerá, te dejo dos enlaces donde encontrarás ideas sobre pautas y rutinas de rehabilitación:
      http://www.sermef-ejercicios.org/webprescriptor/bases/basesCientificasTendinopatiaAquilea.pdf
      http://ser13gio.blogspot.com.es/2013/02/cronica-de-una-tendinosis-aquilea-y-9.html

      Por su puesto antes de salir a entrenar calentamiento (puedes acompañarlo de masaje con alguna crema, para dar calor) y al llegar a casa frío en la zona y reposo.
      Respecto a las infiltraciones si has probado y no ha ido bien, no te recomendaría abusar/continuar con ellas, hay riesgo de rotura del tendón.

      No todos los casos son iguales, por eso es importante que te asesore un especialista que conozca todos los datos de tu caso. Un saludo y mucho animo.

  • MARIA dice:

    Hola gusto en saludarles. Por favor pueden explicarme el resultado de mi pisada estoy confundida no se si soy supinadora o neutra, tengo problemas con la cintilla iliotibial del lado derecho. el informe inidca baricentro corporal discretamente desplazado . Hipercarga en retropie derecho y antepie izquierdo. Supinacion bilateral de predominio izquierdo. Que zapatillas deberia usar. Gracias Alguien que me ayude

    • Hola Maria, yo soy partidario de comprar unas zapatillas neutras y utilizar plantillas adaptadas, ya que al final una zapatilla de pronador y supinador nunca se va a adaptar al 100%. Es una opinión personal, entiendo que a la mayoría de la gente esto ni les afecte, pero entiendo que si has invertido en un estudio de pisada es porque corres habitualmente y ya no sabes que hacer con la cintilla, aunque no son milagrosas y no a todo el mundo le soluciona el problema, las plantillas podrían ayudarte.
      Por otra parte, entrenamientos bien programados y ejercicios de fortalecimiento. Un saludo

  • Buen artículo, definitivamente tengo pie pronador. El problema es que solo tengo molestias en la pierna izquierda luego de correr, ya que tuve un esguince hace 7 años debido a un accidente casero. Al momento de enfriar tengo dolores en las articulaciones de la cadera y rodilla. ¿Existe algún tipo de ejercicio para mejorar mi pisada? Gracias.

  • Bernardo Torres dice:

    Buena tarde.
    Sufro de ampollas en la cara interna del pie cuando corro distancias mayores a 5km y se me ha dicho que la razon es porque soy pronador. he cambiado mis zapatillas por unas de pronador (Asics Kayano), pero aun sigo sufriendo de ampollas al correr. Que hacer??

    • Hola Bernardo, te doy opciones con las pocas pistas que me das, espero poder ayudarte:
      – Puedes probar a analizar la pisada en algún centro especializado, te harán unas plantillas que te podria ayudar
      – Utiliza calcetín adecuado, ahora los hay con refuerzos en las zonas de apoyo.
      – Si la ampolla siempre aparece en el mismo sitio prueba a poner un compeed para proteger la zona antes de que aparezca
      – Existen cremas/geles que sirven para prevenir rozaduras
      – Ajústate bien la zapatilla, que no baile

      Un saludo

  • Jorge dice:

    Hola tengo el arco muy bajo, soy pronador leve en parado, pero corriendo soy neutro.Los pies me apuntan para fuera puede ser de cadera?
    Tengo desde hace 1año periositis tibial posterior y e probado de todo, 2 podologos, estuduios de pisada corriendo, plantillas duras, plantillas deportivas, correr sin plantillas de nuevo, playeros de una marca de otra y no doy con la solución.es volver a correr y otra vez el dolor Puede alguien entendido en esto darme algun consejo? Gracias

    • Hola Jorge, una vez la periostitis se ha instaurado el camino va a ser largo, el secreto es rehabilitación y trabajo por tu parte, ¿por qué crees que te ha ocurrido…?, ¿exceso de kilómetros en el último año?, ¿has ido con poca preparación a una carrera de fondo?, ¿haces pesas?.
      El exceso de entrenamiento, poca preparación o un calzado inadecuado puede hacer que aparezca esta lesión, por otra parte un runner también debe hacer trabajo en la sala de musculación.
      Para tratarlo debes realizar masaje, estiramientos, vendaje compresivo, fortalecer las piernas (ganar fuerza) e ir poco a poco reintroduciendo tus entrenamientos habituales, el problema es que muchas de estas lesiones en “-itis” se acaban cronificando sin el tratamiento adecuado o por querer reincoporarnos demasiado rápido y se pueden prolongar hasta 6 meses.

  • >