5 Motivos por los que comer la piel de la fruta y los vegetales

La piel de la fruta y los vegetales suele descartarse en su valor nutricional y sin embargo suele ser lo más nutritivo.

Una manzana roja, contiene en su piel, polifenoles, un antioxidante bueno para la salud del corazón, sin embargo, existen pieles de otros vegetales y hortalizas, también muy saludables, pero más desconocidos, como por ejemplo, la patata.

En Estados Unidos, la Food and Drug Administration (FDA) indica que basta con agua para limpiar correctamente la fruta y la verdura, haciendo hincapié en que dietas saludables, consistentes en abundantes frutas y vegetales nos ayudan a prevenir enfermedades como el cáncer. De hecho, recientemente tuve la ocasión de hablar con una compañera oncóloga sobre la relación existente entre no cáncer y alimentación saludable y me confirmó este hecho rotundamente, por lo que tenemos más puntos a favor para comenzar a comer la piel de zanahorias, nectarinas, Kiwis, ajos y calabacín entre otros.

Eliminar la pelusa del Kiwi para disfrutar de su piel

Si frotamos enérgicamente un kiwi, conseguiremos eliminar la pelusilla que recubre su piel sin eliminar los ácidos grasos omega 3 y los ácidos alfa linoleico de esta, que es fina y suave, totalmente comestible.

Entre otras ventajas del Kiwi, es que contiene mayor concentración de vitamina C que las naranjas, pese a lo que pueda pensarse, además las semillas son una gran fuente de fibra y contienen antioxidantes.

Las delicias de comer Calabacín

Comer calabacín es una experiencia extraña, encasillado en el grupo de las hortalizas y sin embargo su sabor es tan distinto, además prácticamente puedes cocinarlo de cualquier manera y combinarlo de múltiples formas.

Este alimento nos aportará potasio, hierro, magnesio, fosfato y vitaminas A, E y C. Una porción de calabacín aporta el 30% de las necesidades diarias recomendase (CDR) de vitamina C.

Hasta a los vampiros les gustará el Ajo… después de leer esto

Cada vez existen más estudios que abalan las propiedades protectoras de la cascara del ajo. En su piel se han descubierto seis compuestos antioxidantes, los cuales se pierden en las presentaciones comerciales que llegan a nuestras manos.

Entre sus principales beneficios esta la cardio protectora y su efecto antienvejecimiento.

La súper Zanahoria

La zanahoria es fácil de lavar y preparar, basta con un frotado suave bajo el agua del grifo, en su piel se encuentra la mayor parte del caroteno, minerales y vitaminas. Además incorpora a nuestra dieta vitamina B6 y C, magnesio, potasio, tiamina y ácido fólico.

Cuando compramos zanahorias en tiras o rodajas ya preparas, muchos de estos beneficios se pierden, por lo que lo mejor es cocinarlas enteras.

Melocotones y Nectarinas

Pese a que melocotón y nectarina son prácticamente primos hermanos, esta última posee el doble de vitamina A y C, más una gran cantidad de vitamina K, fosforo, potasio, hierro, ácido fólico y magnesio.

 

Añade un toque natural a tus dietas incorporando estos alimentos, “enteros”, a tus platos.

Come sano, entrena duro, avanza rápido.

Deja un comentario