Trail running: equipamiento imprescindible en la mochila o bolsa

Tanto si eres un corredor de montaña avanzado o un trail runner amateur, ya conocerás una máxima inquebrantable: en la montaña quien manda es ella. Entrenar improvisando, sin material adecuado, sin preparar la ruta o sin controlar las condiciones climáticas puede hacer de tu simple entrenamiento un martirio o algo mucho peor como una experiencia peligrosa para tu vida. En el Trail running siempre hay un equipamiento imprescindible que tienes que lleva en la mochila o bolsa de hidratación.

Antes de prepara la mochila, prepara la ruta y prepárate tu.

Antes de preocuparte de saber qué llevar, tienes que preocuparte de lo que te va a hacer falta, tanto si conoces la ruta como si no. Para ello es imprescindible seguir estos pasos:

  1. Revisa el pronóstico del tiempo por horas. No vale mirar el tiempo 3 días antes. La noche anterior o incluso esa mañana, revisa el pronóstico por horas del tiempo para ver la temperatura que hará, la humedad, el viento, la visibilidad y la hora de puesta de sol y si se prevén lluvias intensas o no.
  2. Consulta la ruta tanto el Google Earth para ver el perfil, como en Garmin u otros servicios de geolocalización y cartografía. Esto es básico porque saber de antemano cómo va a ser el perfil de ascensión y descenso te ayuda a prepararte mentalmente para cada una de las etapas de la ruta y saber cómo gestionar tus fuerzas.
  3. Por supuesto es fundamental haberte alimentado e hidratado correctamente la noche anterior y esa mañana.

¿Qué es fundamental y obligatorio llevar?

Siempre hay que tener en cuenta qué ruta vamos a hacer y que duración estimada tendrá y el tiempo que va a hacer en función de ello, necesitaremos:

  • Bastones ultraligeros para rutas de gran desnivel y zonas muy técnicas.
  • Riñonera portabidones o mochila de hidratación en función de la duración prevista y del nivel de humedad que se  prevea.
  • Si es una ruta alejada de cualquier núcleo de población o un paraje poco transitado, por supuesto vas a necesitar el móvil y el GPS (alguno que tenga función de mapas o brújula). En cuanto al móvil, si puedes instalarte la aplicación Alpify irás mas seguro y tranquilo. Aunque nunca está de más un pequeño mapa en papel por si te fallan las baterías y planeas investigar rutas nuevas.
  • Si prevés condiciones de poca visibilidad o calculas que vas a correr de noche, deberás llevar una luz artificial con suficiente batería. Lo ideal son los frontales que son muy cómodos y efectivos. En este enlace os dejamos una selección para todos los gustos.
  • En cuanto al equipamiento (esto no es exactamente un componente de la mochila) deberás prever el calzado adecuado según los factores de climatología y dirección ya que debes llevar calzado con bastante agarre para salidas con barro y zonas my técnicas o un calzado más cómo y amortiguado para salidas de larga duración por pistas y caminos donde lo principal es ir lo más cómodo posible.Es muy importante porque un calzado inadecuado te llevarás si o si a una lesión. Os dejamos una selección de zapatillas en estos enlaces: Aquí, aquí, aquí o aquí.
  • Por último, y no menos importante son los avituallamientos si tus salidas van a durar más de 2 horas. Como no querrás llevar la mochila muy cargada, tendrás que hacer una selección de suplementos como geles y barritas que te ayuden a mantener los niveles de energía y aporten componentes esenciales para evitar la deshidratación y los calambres.

Foto: Getty Images

Deja un comentario