Perder peso corriendo.

Bajar de peso andando es lo más cómodo pero no lo más efectivo. Aquellas personas que busquen bajar de peso quemando la grasa corporal tienen que realizar ejercicio de carácter aeróbico con el objetivo de facilitar el consumo de la grasa almacenada como fuente de energía.

Pero ahora bien, correr a ritmo suave sigue siendo un ejercicio aeróbico y te permitirá quemar más cantidad de grasa que empleando el mismo tiempo andando. Correr te obliga a gastar más calorías que andar, así que probablemente sea más efectivo correr 40 minutos que andar 2 horas.

Esta afirmación queda más que comprobada por un estudio científico realizado en el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley en California. El estudio comparó la pérdida de peso y control de peso en miles de corredores y caminantes durante más de seis años.

El resultado principal fue que de entre todos los participantes (personas con Indice de Masa Corporal de 28) , aquellos que corrían, perdían un 90% más de peso que los que sólo caminaban realizando los mismos ejercicios.

Por poner un ejemplo:

Una mujer con sobrepeso de mediana estatura y un IMC superior a 28 puede perder 8,5Kg. corriendo habitualmente 6 kilómetros, pero sólo 3,5kg. gastando las mismas calorías andando.

Aplicando el cuento

Para perder peso corriendo tienes que tener claro que debes marcarte un objetivo a largo plazo puesto que tienes que hacer del running un hábito de vida. No te obsesiones con perder 2 kilos a la semana por que por un lado es casi imposible y por otro lado no es sano.

Lo ideal es marcarte un objetivo para 3 meses que sea fácil de conseguir con lo que además te ayudará a reafirmarte en tus objetivos y animarte a seguir mejorando. Debes construir una base para que tu cuerpo se acostumbre a la rutina de tal forma que tu cuerpo se adapte al ejercicio dando como lugar el aumento progresivo de pérdida de peso (en su mayoría grasa).

Lo más importante en la primera fase es simplemente correr en términos de tiempo no de velocidad ni de distancia.

La progresión debe ser la siguiente (plan para una persona sedentaria con el objetivo de perder peso y mantenerse en el objetivo):

  1. PRIMERA FASE (ataque): Corre durante 3 meses la misma cantidad de tiempo (para empezar como base puedes tomar la referencia de 30 minutos, da igual los kilómetros que hagas cada día y la velocidad a la que lo hagas).
  2. SEGUNDA FASE (avance): Corre durante 2 meses la misma cantidad de kilómetros (toma como base una distancia media que suele ser 6 km y termina siempre esa distancia, así que utiliza un ritmo cómodo sin importar el tiempo que emplees en hacer los 6kms.)
  3. TERCERA FASE (mantenimiento): Corre 3 veces por semana 7 kilómetros en menos de 42 minutos.

Es fundamental que sigas una dieta saludable y que te proporcione energía suficiente para completar los entrenamientos (hidratos de bajo índice glucémico como verduras y cereales integrales).

Si sigues este plan, ya nos contarás qué tal te va.

Deja un comentario