La técnica de carrera para mejorar las marcas

Correr puede ser una de las formas accesibles y más eficientes para mantenerse en forma. No requiere accesorios, ni de abonarte a un gimnasio, ni un equipo costoso. Todo lo que tienes que hacer es salir por la puerta y comenzar a correr.

Ahora bien, al igual que hay muchos motivos para empezar a correr, hay muchas formas de correr. Si tu objetivo es correr para ponerte en forma, para disfrutar del aire libre, para eliminar estrés o simplemente para perder peso no tienes que machacarte entrenando, pero si lo tuyo es competir y hacer buenas marcas, debes centrarte en mejorar tu técnica de carrera para mejorar las marcas obligatoriamente.

Beneficios de una buena técnica de carrera

Una buena técnica de carrera te enseña la mejor forma de correr para que te vuelvas más eficiente corriendo más tiempo y más rápido gastando menos energía. Además, mejorar la técnica de carrera minimiza el riesgo de lesiones.

Funcionamiento económico: Tener una buena técnica de carrera puede hacer que corras más eficientemente en cuanto a gasto energético, reduciendo al mínimo los movimientos innecesarios. Una técnica inadecuada te hace consumir más calorías de las necesarias.

Reducir al mínimo el riesgo de lesiones:  Uso de la técnica de carrera correcta y un calzado adecuado puede ayudar a reducir la fuerza de impacto, por lo que la presión sobre los huesos y los músculos es menor. No utilizar una buena técnica de carrera favorece la aparición de lesiones comunes como fascitis plantar, sobrecargas en los sóleos y tendinitis rotulianas.

Técnica de carrera correcta

En resumen es correr alto.  Correr con una buena técnica es mantener una buena postura erguida y relajada, realizar mayor número de zancadas y que sean cortas y apoyar la parte media del pie al aterrizar.

 

Partes del cuerpo

Técnica de carrera adecuada

Cabeza

Mantén la cabeza en alto, con los ojos enfocados hacia un punto en el suelo a unos 20 a 30 metros de distancia delante tuya.

Hombros

Los hombros deben estar acompasados y nivelados a la misma altura. No arquees los hombros.

Brazos

Mantén los codos flexionados en 90 grados (ángulo recto), manteniendo los antebrazos más o menos paralelos al suelo. Los brazos deben moverse libremente sin que sea una línea recta.

Manos

Relaja los puños con los pulgares tocando ligeramente la palma de la mano.

Torso

El torso debe estar recto de tal forma que puedas ensanchar los pulmones lo máximo posible al inspirar.

Cadera

Siempre horizontal. Para que te hagas una idea, imagina que llevas una cuerda atada a la cintura y están tirando de ti.

Piernas

Movimientos relajados y naturales.

Pies

Los pies deben apuntar hacia delante y debes apoyar la caída o el impacto sobre la parte media.

Deja un comentario