La importancia de la hidratación en el deporte.

Una necesidad básica

La hidratación es un proceso esencial para nuestro organismo. Como sabes, el cuerpo humano está formado en un 60% del total por agua. Por lo tanto, la hidratación tiene un papel fundamental para el correcto funcionamiento de los procesos metabólicos y para la salud. A nivel deportivo, tienes que asegurarte de recibir la cantidad correcta de agua antes, durante y después del ejercicio. Su importancia radica en que:

  • Regula la temperatura corporal
  • Lubrica las articulaciones
  • Ayuda a transportar nutrientes para la energía y la salud

 

Principales síntomas de una mala hidratación durante el deporte

Como ya hemos dicho, la hidratación es fundamental para una buena salud en general ya no sólo a nivel deportivo. Y cuando se carece de esta, las principales consecuencias son:

  • Mareos o aturdimiento
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Náuseas o vómitos
  • Calambres musculares
  • Sequedad en la boca
  • Carencia de sudar
  • Palpitaciones del corazón

Los signos de deshidratación grave pueden incluir confusión mental, debilidad y pérdida del conocimiento. Busque atención médica de inmediato si usted tiene alguno de estos síntomas.

 

¿Qué cantidad debo tomar?

No existe un cantidad exacta, ya que todo depende de tu organismo, y como se suele decir no hay dos personas iguales. La cantidad de sudoración, el calor, la humedad, la intensidad y la duración del ejercicio, son algunos de los factores que influyen en la cantidad de líquido a ingerir. Lo que si es posible determinar es el estado puntual de hidratación corporal: si la orina es incolora o amarillo claro no hay problemas de hidratación pero si por el contrario es oscura o color ambar, probablemente tengas deshidratación.

Según el consejo americano de ejercicio (American Council on Exercise | ACE | ACE Fit) hay unas directrices básicas de toma de agua para la gente que hace deporte de moderada-alta intensidad:

  • Bebe de 500ml. a 600ml. de agua 2 a 3 horas antes de empezar a hacer ejercicio
  • Bebe 250ml. de agua 20 a 30 minutos antes de empezar a hacer ejercicio o durante la fase de calentamiento
  • Bebe de 200ml. a 300ml. de agua cada 10 a 20 minutos durante el ejercicio
  • Bebe 250ml. de agua no más tarde de 30 minutos después de hacer ejercicio

Una forma aproximada de calcular la cantidad necesaria es realizar la prueba del sudor.  Para ello, pésate en un peso digital antes y después de hacer ejercicio en un par de días diferentes, y anota la media de pérdida de peso. Probablemente la mayor parte del peso perdido sea líquido que debe ser repuesto. Anota ese valor y utilízalo como una guía para la cantidad necesaria que debes beber mientras haces ejercicio. Bebe de 400ml. a 700ml. de agua por cada 450gr. de peso corporal perdido después de haber hecho ejercicio.

El uso de las Bebidas isotónicas

Para hacer ejercicio, no hay nada mejor que el agua para hidratarse para la mayoría de personas. Sin embargo, si el ejercicio es de alta intensidad y se prolonga por más de una hora, se recomienda la toma de alguna bebida isotónica. Las calorías, el potasio y otros nutrientes en las bebidas isotónicas pueden ayudar a proporcionar energía y reponer electrolitos para ayudar a mantener el ejercicio durante un período de tiempo más largo. Pero hay que elegir las bebidas isotónicas con prudencia, ya que la mayoría contienen altos niveles de calorías, azúcar y sodio.

Graves problemas de salud

La ausencia de una correcta hidratación unido a un deporte severo y a una temperatura ambiente elevada puede llevarte a sufrir los síntomas de lo que comúnmente se conoce como “golpe de calor”. Hay 3 etapas: calambres por calor, agotamiento por calor y golpe de calor. Los síntomas de los calambres por calor son espasmos musculares en las piernas, abdomen y brazos. Los síntomas de agotamiento por calor son más graves y pueden incluir sensación de mareo o debilidad, náuseas, dolor de cabeza, aceleración del pulso y la presión arterial baja. La enfermedad más grave relacionada con el calor es la insolación, y los síntomas pueden incluir la temperatura corporal alta, pulso rápido, piel enrojecida, ausencia de sudoración, respiración rápida e incluso delirio, pérdida de conciencia o convulsiones. Busque rápidamente atención médica de emergencia si tiene alguno de estos síntomas de golpe de calor. Un golpe de calor no tratada puede conducir a la muerte.

Ya sabes un poco más sobre la importancia de la hidratación en el deporte, pero si tienes más dudas o si padeces alguna enfermedad que te impida la correcta hidratación, habla con tu médico de familia antes de hacer ejercicio de alta intensidad.

 

Fuente principal: http://familydoctor.org/

One Response

  1. Carlos 24/07/2013

Deja un comentario