Flexión del tronco al frente

El ejercicio llamado buenos días es ideal para fortalecer los músculos de la espalda, especialmente los de la parte baja y el bíceps femoral. Estos músculos son muy importantes para nuestro desarrollo fisionómico, pues son los que extienden toda la espalda, desde la zona lumbar hasta la cervical, y protegen la columna vertebral.

Un entrenamiento adecuado nos permitirá tener más equilibrio, resistencia, una mejor postura y muchos beneficios a largo plazo como la prevención de dolores de espalda, los llamados lumbagos.

Sin embargo, antes de probar este ejercicio, debemos saber cómo se ejecuta y qué es lo que debemos evitar porque no es recomendable para principiantes ni para personas con patologías de columna. Aquí, te explicaré todo lo que debes conocer acerca de esta parte de la rutina de entrenamiento.

¿Cómo se hace el ejercicio?

Flexión del tronco al frente

Para el ejercicio de buenos días utilizaremos una barra libre de peso moderado que apoyaremos sobre nuestro trapecio, que es el músculo que está entre el hombro y el cuello. Desde esa posición vertical, comenzamos a flexionar las rodillas, empujando la cadera ligeramente hacia atrás y nuestro torso, por consecuencia, irá hacia adelante.

Debemos siempre recordar mantener el abdomen suavemente contraído, ya que esto es lo que nos permitirá controlar el peso y la fuerza del ejercicio. Nuestra mirada debe orientarse, en todo momento, hacia el frente.

Recuerda mantener la espalda derecha en todo momento, así evitarás lesiones graves. Antes de comenzar la inclinación, inhala, y exhala mientras vuelves a la posición inicial. El torso nunca debe alcanzar la horizontalidad, nuestra suspensión dependerá de nuestro nivel de flexibilidad, debemos evitar forzar nuestra capacidad.

Músculos involucrados

piernas-buenos-dias-Flexión-del-tronco-al-frente

Buenos Días. Flexión del tronco al frente

Con este ejercicio de flexión del torso se activa el glúteo mayor y los músculos espinosos. También se trabajan los femorales y los isquiotibiales que se estiran y contraen constantemente durante el entrenamiento.

Además de la espalda baja y la zona lumbar, el buenos días trabaja de manera efectiva la parte posterior de los muslos que es la que permite una movilidad adecuada de la pelvis, la cadera y las piernas en general.

Para fortalecer como es debido todos estos músculos, debes tener cuidado de no cargar demasiado peso. Puedes ir aumentando a medida que avanzas con este ejercicio. Una vez te sientas cómodo con la barra libre, puedes incluir algunos discos para entrenar de manera más intensa y efectiva.

¿Debes incluirlos en la rutina?

Sea cual sea tu rutina, puedes incluir el buenos días si lo deseas; sin embargo, recuerda que debes tener cierto tiempo entrenando y en caso de que tengas dudas, consulta con un monitor.

De todas formas, una de las ventajas de este ejercicio es su complejidad, pues permite realizar un potente trabajo del conjunto conocido como cadena posterior.

Es una alternativa a la opción del peso muerto en rutinas de entrenamiento de cuerpo completo y es muy utilizado para rehabilitar y prevenir afectaciones graves en la espalda. Siempre que cuides los detalles, puedes incluir el buenos días en tu rutina y verás grandes resultados en tus piernas y espalda.

Deja un comentario