Cruce de poleas de pie

Los llamados cruces de pie con poleas son una rutina de ejercicios que permite completar otras actividades físicas orientadas y diseñadas al desarrollo muscular del tren superior del cuerpo. Por este motivo, muchos entrenadores en los gimnasios indican a sus clientes este ejercicio como parte del programa físico que necesitan para sacar volumen muscular a nivel de pecho y hombros.

Técnica adecuada para este ejercicio

Para empezar, debes ubicarte en medio de las poleas altas, tomarlas con fuerza por las asas y colocarte en posición de cristo vertical. Lo siguiente es inclinar el cuerpo hacia adelante, flexionar muy ligeramente los codos. Acto seguido, corresponde estirar ambos brazos hacia adelante y colocarlos paralelos al suelo.

Ahora corresponde hacer la labor de resistencia en los cruces de pie con poleas. Para ello, se deben mantener los puños cerrados y sujetando las asas con mucha fuerza. Se procede a mover los brazos hacia los lados, cruzando ambas manos por el frente del pecho, como si estuvieras abrazando el aire.

Es importante que pases cada mano por encima de la otra. Igualmente, que tengas cuidado de no ladear mucho el cuerpo, pues entonces el estiramiento de las poleas ocurre por el peso corporal y no por efecto de la tracción de los músculos. Igualmente, al retornar a la posición inicial debes hacerlo en forma pausada y no repentina.

Músculos en acción

Cruce de poleas de pie

Con los cruces de pie con poleas se hace una demanda sobre los músculos del pecho, especialmente sobre el pectoral mayor.

No obstante, es importante tener en cuenta este es un músculo de gran tamaño y por lo tanto requiere que diversas posiciones para logar capacitar diversos haces del mismo. Esto se logra inclinando el cuerpo en diversos ángulos a la hora de hacer las repeticiones.

Igualmente, el cruce de poleas implica el trabajo del pectoral menor, el cual se encuentra situado debajo del pectoral mayor. De este modo, se logra estabilizar el omoplato al mismo tiempo que inclinar el hombro hacia adelante. Es lo que se llama un trabajo de los músculos por equilibrio y compensación mecánica.

Es un buen ejercicio para la congestión muscular. Además, permite un estiramiento muy amplio que se manifiesta en un buen desarrollo de las fibras de los músculos.

Algunas consideraciones

cruce-de-poleas-pectoral

Ejercicio de Cruce de poleas para entrenar pectorales

En la ejecución de los cruces de pie con poleas se debe evitar flexionar el codo, pues entonces se le resta trabajo mecánico al pectoral. Igualmente, los brazos se deben movilizar como un todo, desplazándolos en la forma más amplia posible.

La espalda debe permanecer recta todo el tiempo. Si se inclina, implica que entra en juego el peso el cuerpo y por lo tanto no se hace esfuerzo muscular. Además, corre el riesgo de que al devolver el movimiento hacia atrás de las poleas, pueda ocurrir una lesión a nivel de la columna vertebral.

Finalmente, solo resta indicar que los cruces de pie con poleas son muy útiles para un desarrollo muscular homogéneo. Por ello, no dudes en practicarlos y lograr el cuerpo atlético que tanto deseas alcanzar, el cual solo lograrás tener con esfuerzo y dedicación.

Deja un comentario