Correr en ayunas. ¿Es beneficioso o perjudicial?

Mucho se ha hablado y escrito sobre la idoneidad de correr en ayunas para perder peso. Como en casi todo en la vida hay voces contrarias y otras a favor, lo que a continuación vamos a tratar son los pros y los contras para que al final de artículo tengas la información  necesaria para juzgarlo por tu cuenta. Nosotros ya te adelantamos que puede ser beneficioso y a la vez perjudicial dependiendo como siempre de cual es tu objetivo y si sigues los consejos al pie de la letra.

A favor

Correr en ayunas es una de las armas que cuentan algunos reparadores físicos para hacer que sus atletas pierdan peso. Es decir, correr en ayunas puede favorecer la pérdida de peso que en mayor medida será grasa.

Al estar  8 o 10 horas seguidas sin ingerir ningún tipo de alimento tras dormir, la reservas de glucógeno están en un nivel bajo por lo que nuestro cuerpo utilizará las reservas de grasas como fuente de energía. Así es como en teoría se consigue reducir grasa pero siempre si corremos a baja intensidad (en fase aeróbica o lo que es lo mismo sin superar el 70-75% de nuestras pulsaciones máximas) y por menos de 40 minutos.

Además, correr a primera hora de la mañana tiene otro beneficio secundario y es que activamos nuestro metabolismo y lo elevamos lo que se traduce en una mayor quema de calorías a lo largo del día.

En contra

Hay que prestar atención a la intensidad de nuestro entrenamiento puesto que si corremos a un ritmo elevado las grasas dejan de ser el combustible y como no tenemos reservas de glucógeno suficiente, nuestro organismo necesita producir la energía a través de los aminoácidos, que se obtienen de degradar nuestra propia musculatura.

Además, existe el riesgo de sufrir una hipoglucemia debido a la escasa cantidad de azúcar en sangre lo que puede provocar desvanecimientos y problemas graves para nuestro organismo si lo hacemos de forma prolongada y habitualmente.

Por otra parte, existe el denominado efecto rebote, que se conoce así porque al correr en ayunas llegaremos a casa con hambre y es probable que nos dejemos llevar y al final desayunemos más de la cuenta.

En resumen

Beneficioso si utilizas el método de correr en ayunas para el objetivo de perder peso (grasa) y vas a  entrenar a ritmo muy suave por menos de 40 minutos. No lo hagas todos los días, sólo uno o dos días por semana.

Perjudicial si pretendes entrenar a ritmo elevado ya que perderás masa muscular y podrás sufrir problemas de salud si lo haces de forma habitual.

2 Comments

  1. Susana 24/09/2014
    • E. Javier C. 25/09/2014

Deja un comentario