Cómo entrenar con tu perro

Cada vez es más habitual ver a gente en el parque o por los paseos entrenar con su perro, y es una actividad altamente gratificante a la vez que provechosa.

Problemente, tu perro se convierta en el compañero de entrenamientos más fiel que puedas encontrar. Son unos entusiastas del ejercicio y jamás declinará una invitación a hacer deporte. No encontrarás más motivación en una persona.

¿Qué aporta entrenar con tu perro?

Evidentemente, hay entrenamientos y salidas que no son ideales para hacerlas con tu perro como por ejemplo un entrenamiento de series en el que tienes que dar el máximo y no puedes estar pendiente de la correa o de que se te cruce en tu camino. O por ejemplo, tampoco es lo ideal salir a correr por el monte con él, porque probablemente la salida será muy larga y tu perro no tiene capacidad de racionar el esfuerzo, lo que probablemente le lleve a cansarse pronto y tengas que abortar la misión.

Por el contrario, si planeas una salida o tirada larga de más o menos 1 hora para hacer fondo, es el momento ideal para entrenar con tu fiel amigo. Entrenar habitualmente a un ritmo cómodo puede traer los siguientes beneficios:

  • En primer lugar, se establece un vínculo emocional más fuerte entre tú y él ya que pasaréis más tiempo juntos y además divirtiéndoos. Esto es muy positivo para el estrés en tu caso y para el comportamiento calmado de tu mascota.
  • Entrenar a un ritmo cómodo para tu perro puede suponer entrenar a 8-10km/h que es el ritmo perfecto para quemar grasa en tu caso. Así que es el tipo de salida que más os beneficiará.
  • Salir con tu perro hace más seguros y relajados los entrenamientos nocturnos. Entrenar por zonas pocos iluminadas y habitadas acompañado de tu can, puede suponer un seguro de vida en caso de que te ocurriera un problema como un desvanecimiento o la pérdida de conocimiento, ya que se han dado casos en los que los perros reaccionan a esas situaciones buscando ayuda.
  • Entrenar y salir con tu perro a la vez, puede suponer un ahorro de tiempo en tu agenda diaria ya que puedes hacer dos actividades “obligatorias” simultáneamente.
  • Correr habitualmente con tu perro, beneficiará su comportamiento en casa en el caso de que sea una animal inquieto y ansioso, ya que tras estos entrenamientos, conseguirás gastar parte de su inagotable energía. De esta forma, en casa tendrá un carácter más relajado y permitirá mejorar la salud de la relación familiar con tu mascota.
  • Que tu perro te acompañe en tus salidas, hace que puedas controlar el sobrepeso de éste, que es una de los principales focos de problemas de salud para él al igual que ocurre en los humanos.

Consejos para entrenar saludablemente con tu perro.

Como te hemos contado, es una actividad muy beneficiosa en muchos aspectos pero hay que tener en cuenta varios factores que arruinen esta afición.

Hay razas y razas, por lo que no cualquier perro está preparado para correr habitualmente como lo pueda hacer un humano. Además, algunos pueden padecer patologías típicas congénitas que pueden empeorar con este tipo de ejercicios habituales.

A continuación te dejamos una serie de consejos a tener en cuenta para que entrenar con tu mascota no sea un problema:

  • Coméntale a tu veterinario lo que vas a hacer, y déjate aconsejar sobre un chequeo previo para tu mascota. Además, no se recomienda que perros menores de 18 meses corran tan habitualmente y a que en estos casos, lo más beneficioso son los paseos.
  • Al igual que una persona, el perro necesita ir incorporando más volumen de entrenamientos de forma gradual, no se te ocurra salir a entrenar con tu perro 10km el primer día.
  • Comienza con un ritmo cómodo y no te dejes llevar por su entusiasmo, es él el que se tiene que adaptar a tu ritmo pausado y no tú a su ritmo acelerado. Poco a poco se le irá pasando esa ansiedad
  • Entrénalo anteriormente para que sea capaz de seguirte a tu lado y no detrás ni delante ya que en tal caso te sería imposible correr de forma cómoda.

Si ya sueles entrenar con tu perro, cuéntanos tu caso y comparte tus experiencias con los demás.

Deja un comentario