13 normas de buena conducta en el gimnasio

Todos vamos al gimnasio a hacer deporte, tonificar los músculos, perder peso, pasar el rato, … hay mucho motivos pero sólo una forma de comportarse: respetuosamente. Por ello os dejamos una normas básicas que te permitirán definirte como un buen usuario de gimnasio y un buen compañero/a.

#1 Déjate la camiseta puesta:

Si, lo sabemos. Estás muy musculado y  te gustas a ti mismo pero por favor, esto no es una competición de culturismo, deja la exhibición para la playa o el espejo de tu baño.

#2 Lo pantalones no demasiado cortos

Tampoco es conveniente lucir un tanga ni un short. Usa siempre ropa cómoda que te pondrías para hacer deporte en la calle. Si algo te parece demasiado atrevido para salir a la calle, no lo utilices tampoco en el gimnasio.

#3 NO reutilices la ropa sin lavar

No seas cochino/a, piensa en los demás y piensa en tu aseo personal. La ropa sudada huele y al día siguiente más todavía. No seas desagradable y ponte ropa limpia cuando vengas, no hace falta que traigas sudor extra.

#4 Levántate del trono

Si hay gente esperando no demores más de 90 segundos los descansos entre series. El gimnasio no es sólo para ti, compartir las mancuernas o el material te hace más solidario con el compañero.

#5 El picnic para el campo

Debes haber comido lo necesario antes de venir. Lo normal es servirte de una botella de agua o de bebida energética para hidratarte pero ¿qué es eso de comerte un bocadillo o unas galletas? Deja las migas para el campo.

#6 No seas el centro de atención

Si, ya sabemos que estás levantando la mancuerna más pesada que hay en el gimnasio pero no hace falta que grites para que te vea todo el mundo. Una cosa es gemir por el esfuerzo y otra es gritar como Rambo en la selva. Por favor, no seas molesto ni desagradable. NO hagas ruidos raros, ni tires las mancuernas para que todo el mundo sepa que estás hecho un toro. Normalmente este comportamiento te ayuda a etiquetarte como “chulo de gimnasio”.

#7 Espejito mágico ¿quién es la mas guapa de reino?

Los espejos del gimnasio, aunque no lo creas, están para ayudarte a controlar los movimientos de los ejercicios mientras los haces. Esto no es una pasarela de moda. No hace falta que desfiles levantándote la manga de la camiseta o enseñando los abdominales con cada serie. Probablemente el abdomen seguirá ahí, no se va a ir.

#8 Se agradecido/a

Si alguien se ofrece a ayudarte, acepta su ayuda. Y lo más importante, ayuda tu a los novatos porque aunque no te acuerdes, tu un día también lo fuiste. Es una gran forma de ganarte el respeto de los demás. Déjate de cruzar miradas asesinas y desafiantes, esto no es una peli de Steven Seagal.

#9 Sin teléfonos

No hay nada más molesto que perder la concentración porque a ti se te ocurra llevarte el móvil para mandar whatsapps o mensajes y tengas los sonidos al máximo. Recuerda estás aquí para entrenar, si no pones interés, deja al menos que los demás si lo consigan.

#10 Deja los consejos a los profesionales

No te las des de listo/a. Si ves que realmente alguien está haciendo mal un ejercicio ayúdale. Pero si alguien no te pide su ayuda, no lo interrumpas para decirle cómo tiene que hacerlo. ¿Y si eres tu quien lo hace mal? NO pretendas dártela de experto. Tu a lo tuyo.

#11 No interrumpas

Este se puede aplicar a todo en la vida. Si ves a alguien ocupado en mitad de un ejercicio, no se te ocurra interrumpirlo para preguntarle cuantas series le quedan porque probablemente no le sentará muy bien tener que hablar cuando está levantando 80 kg en el press de banca. Se paciente y espera a que termine.

#12 Espacio personal

No molestes, deja espacio suficiente entre tu y el de al lado para que ambos podáis hacer el ejercicio sin estorbarse mutuamente. Seguro que hay hueco en otro sitio y si no lo hay, espera a que lo haya.

#13 Se limpio/a

Utiliza siempre siempre toalla para no impregnar de sudor las instalaciones. Ponla en el banco ya sea inclinado o vertical. Aquí no hay más que decir, punto.

 

Si sigues estas normas no te aseguramos que te conviertas en un gran deportista pero seguro que no te ganaras enemistades.

 

Deja un comentario